¿Qué es lo que escuché???


Siempre creí que los 2 años son muy difíciles e imposibles, cuando Emma cumplió 3 años, canté victoria, dije muy ingenuamente “Yesss, 2 años check, ya después de esto, no va a pasar nada más” #PieceOfCake …. Pero llegaron los 3…. #Wrong

Cuando hablo de los terribles 3 años, no me refiero a pataletas, berrinches o esas cosas. Esas las viví cuando Emma era más pequeña y eso que ella es normalmente tranquila, no he tenido mucho de esos episodios felizmente. #GraciasDios

Pero ahora las cosas se complican más, a ver, cómo les explico…. Ya no hay tanto llanto, pero tengo una mini adolescente en casa. La forma de hablar, las contestadas son de una chica grande. #Ohmy

Algunas veces me siento impotente y siento que me tiro contra la pared, pero analizando bien las cosas y conociendo a mi hija, me he dado cuenta, después de buen tiempo, que las respondidas que me da no son porque realmente las está diciendo y sintiendo, sino que son imitaciones o repeticiones de las personas que están alrededor o de alguna película, dibujo o serie que vio.

Por eso, mucho ojo con eso. Cuando su pequeño de 3 ó 4 años les hable de alguna forma que los saca de quicio o de cuadro, pero ven que no es la forma natural de ellos, pónganse a pensar si lo hizo porque lo está imitando de alguien o porque es tremendo!!!

EzyWatermark2

Me llegué a dar cuenta, porque luego he escuchado esas mismas frases en la tele o hablando con algunas mamás amigas, sus hijos dicen exactamente lo mismo. Así que mucho ojito, porque si es de esa forma, la corrección iría en otra dirección.

Una vez le hablaba a Emma de algo y ella me dice con los ojos en blanco “ay mamá qué cosas dices, son tonterías, ay te pasas”. En ese momento, lógicamente, la puse en su lugar y le llamé la atención por lo que me estaba diciendo, pero luego, hablando con una amiga, su hija decía lo mismo. Entre ellas estaban copiando algún modelo.

Debemos comprender que a esta edad, cuando el lenguaje está bien asentado, los niños utilizan vocabulario más extenso, más complicado y a la vez le dan más expresión y a lo que dicen. Muchas veces son imitaciones, por eso tenemos hijos que decimos “hablan como viejos”.

Es importante elegir nuestras batallas. No podemos vivir peleando con nuestros pequeños. Mientras no haya violencia en lo que dice o hace, no perdamos energías y desvirtuemos las cosas o minimicémoslas. No hagamos mucho caso, ni celebremos lo que han dicho.

EzyWatermark3

Si vemos que lo que dice es algo violento, es decir que ataque con sus palabras y falte el respeto, no dejemos pasar eso por alto, hay que actuar y llamarles la atención. Recuerden que bajo ninguna circunstancia está permitida la violencia, la agresión o la burla.

Por eso, cuando estemos viendo con nuestros hijos algo en la televisión que no sea correcto o estemos en frente de personas que no se expresaron de manera adecuada y el niño mira atentamente, es bueno hacerles notar que no está bien y que así no se debe de hablar.

Recordemos que nuestros hijos imitan de todos lados, están aprendiendo a socializar y toman modelos de varias partes. Además, a ellos les gusta practicar juegos de roles, puede que estén imitando al abuelito, a la Miss, al vecino, a algún personaje, etc.

Happy Blogging!

IMG_0683.JPG

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *