Nosotros viajamos pero los peques se quedan: qué hacemos?


Es inevitable que los padres tengan que viajar y dejar a los pequeños en casa al cuidado de alguien, en la casa de los abuelos o de los tíos. Los motivos y el tiempo de duración pueden ser de diversos tipos: turismo, trabajo, por algún tema familiar. En mi caso, mi esposo tiene que viajar por motivos familiares, él se tiene que ir por una semana. Es la primera vez que nuestra pequeña se queda sin alguno de nosotros. Ella ya está cerca a los dos años y definitivamente se da cuenta de las cosas que pasan en casa. Mi peque habla muchísimo y ha llegado a exteriorizar las cosas que le suceden. ´Emma se asusta´, ´Emma está feliz´, ´Emma llora´.

Es por eso que tenemos que decirle las cosas que van a suceder, y así sea un pequeño que aún no hable mucho, es importante informarle con serenidad y simplicidad lo que va a pasar. ´Papito se tiene que ir en el avión a visitar al tío, pero va a regresar en unos días´. Es importante decírselo un par de días antes del viaje. No es bueno decirlo mucho tiempo atrás, porque los niños no tienen noción de temporalidad y se sentirían muy angustiados. Por eso, les dejo unos tips para contarles cómo estamos haciendo con este acontecimiento.

– Estamos creando un calendario countdown de los días que mi esposo va a estar fuera, en este caso son ocho días, entonces hacemos un calendario con 8 espacios, cada espacio va a tener un chocolate o un sticker, que va a ser abierto conforme pasan los días (Tipo los calendarios de adviento). Así el niño se da cuenta del tiempo que falta para que llegue papá o mamá.

Countdown-Calendar

– No es necesario que papito le traiga un regalo, pues estaríamos haciendo a nuestros pequeños interesados y cada vez que tenga que viajar solo va a esperar un regalo de recompensa y no es la idea.

– Todos los días, conectarse por un momento por skype para verse y hablar sobre lo que ha pasado en el día. Es importante que nuestro pequeño sienta que su padre que está fuera se interesa y preocupa por él. #vivalatenología #skypeRocks

– Mantener el mismo horario y la misma rutina. Nuestros niños son rutinarios, a ellos les gusta saber y predecir qué es lo que va a pasar en su día, eso los hace sentir seguros y estables.

– Dejar mensajes del papá o mamá que se encuentra fuera para saludar por las mañanas y despedirse por las noches. Es en esos momentos del día cuando el pequeño pregunta más por sus padres. Escuchar un mensaje de ellos les va a encantar!

– Que el padre o los padres que se van, se despidan en el momento que se dirigen al aeropuerto. Para nada es recomendable que se puedan ir de sorpresa sin que el niño se entere, porque eso los va a angustiar más. El niño necesita acordarse que su papito se despidió y que en algún momento va a regresar. OJO, la despedida debe ser cariñosa, pero sin rodeos, que el padre se encuentre seguro y no muestre pena. (Tragarse las lagrimillas y hacer de tripas corazón)

Es muy difícil desprenderse de nuestros enanos, pero a veces es necesario, tenemos que verlo como un aprendizaje mutuo. Para nuestros hijos: ellos tienen que aprender a saber manejar las despedidas y momentos difíciles y para nosotros como padres: tenemos que aprender a manejar las cosas con tranquilidad y serenidad. 😉

Happy Blogging!

Mambru Firma Pame

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *