Juguetes de colección, los dejamos tocarlos?


Muchos de nosotros alguna vez hemos coleccionado algo, tarjetas, carritos, figuras de acción, cómics, barbies, etc, etc cuando éramos niños, pero qué pasa cuando ese gusto por coleccionar sobre pasa los 30 años? #lavidapasa, pues lo que coleccionamos se transforman en “objetos de colección” y en mi caso, yo no tengo muchos, pero mi hermano si que tiene y ahora que acaba de ser padre se me vino a la mente la pregunta: ¿Cuando su hijo crezca dejará que juegue con ellos?.

 

 

Lo primero que pensé es que se pueden tomar diferentes posturas, entre todas las que se me pudieron ocurrir escogí algunas:

(A) “Esos son mis juguetes tu tienes los tuyos”

(B) “Objetos prohibidos de tocar, mejor conocido como: NO TOCAR NI EN BROMA” (imaginémonos cuando nuestra mamá nos prohibía entrar a la sala por los adornos de la abuela, sí esos que terminaste usando de cenicero en alguna reunión de tu adolescencia #yoconfieso #perdonamemama)

(C) “No hay problema tus juguetes, son mis juguetes” (opción nivel: IMPOSIBLE)

Entonces, lo que yo creo que pasará en el caso de mi hermano es que escogería la opción A, tratará de generar un límite entre sus cosas y las del sobrino, pero no dudará en enseñárselos y jugar juntos con ellos, de paso que le muestra el grandioso mundo de Star Wars #fanboy #bienvenidoalladooscuro.

 

 

 

Pero aquí viene un gran, pero gran, gran, gran “PERO” ya que la opción A existe en un mundo ideal cuando el sobrino ya esté grande y sea una personita razonable y medio responsable, entonces que se hace mientras el sobrino crece? Allí esta la cosa, así que hermano mío solo te digo ten paciencia, entérate de que algo se va a romper de todas maneras, recuerda a mamá cuando rompimos el jarrón de la abuela por corretear a Russo (the dog), o cuando rompimos el espejo gigante por hacer del living una cancha de fútbol.

 

 

Podemos coleccionar pero siempre creo teniendo el cuidado de poner límites, y sobre todo compartir, no la pasión por coleccionar, si no las historias que vienen detrás: como se consiguieron los objetos, que te llevo a que te guste tal o cuál cosa, así que ya saben relajen y compartan que su hijo es un potencial heredero de todo lo que ustedes coleccionen, claro está si es que si colección sobrevive la infancia de su precioso retoño. #rezoportodosustedesysusjuguetes.

HappyBlogging!

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *