Guía de París con Niños


Viajar a París fue uno de mis sueños de toda la vida, la capital de la moda, la torre Eiffel, la ciudad llena de detalles increíbles, definitivamente hay miles de razones para considerarlo un destino definitivo en la vida de uno. Pero es acaso sólo un buen destino para los solteros? Siempre escuchamos que es una ciudad que respira romanticismo y pues ciertamente es precisa para ir con tu novio, enamorado o amigas. Pero qué pasa cuando esa etapa ya pasó y ahora tus planes implican tus hijos pequeños, es París factible?

 

Cuando llega la vida con hijos nos hacemos amigos de los famosos “Hoteles familiares” u “Hoteles para niños”, solemos (creo que todos) optar por destinos sin tanta multitud con harto juego y mucho por chapotear, porque con eso nos aseguramos diversión para los chicos y para nosotros (relajo porque ellos están ocupados mientras nosotros nos bronceamos un ratito #noteconfundas #solounrato). Sin embargo, no siempre queremos un hotel todo incluído, sino que también queremos un poco de historia, aventura y experimentar la vida según otras culturas, y es aquí cuando nos preguntamos si a estos viajes deberíamos llevar a los más pequeñitos o no ( sí es que tienes la opción de dejarl@s con la abuela #luckyyou).

 

Según mi experiencia, creo que viajar con nenes pequeños es siempre una experiencia agotadora pero divertida, son memorias que quedan en tu corazón y que les contarás cuando crezcan (porque antes de los 4 no lo recordarán – otra razón por la que también se suelen quedar), así que digamos que este es un recuerdo para tí como padre.

Ahora yendo al grano! Si tienes agendado París, aquí te doy la guía de “París para Padres”

 

1. Hotel o Alquiler de Depa: Yo he experimentado ambas experiencias y te diré que con el depa me he sentido mucho más cómoda. Mientras que en un hotel estás pendiente de los horarios de desayuno y algunas otras comidas según tu paquete. En un depa el desayuno es cuando te despiertas tú, puedes prepararle a tu nene su comida y calentarle la leche como te provoque. Ojo, sí lo tuyo no es darte la chamba de limpiar, a menos que el depa tenga lavaplatos, esto no es lo tuyo #nuncasetienetodo #depaconlimpiezaincluida #iwish.

 

2. La comida: Si tu Francés no es bueno como el mío, pues pregunta muy bien cómo es lo que estás ordenando o acabarás con un plato con carne cruda como yo. Yo juraba que como entendí media oración estaba ya informadísima y eso era lo que quería #confundidatotal. Sino ordenar una Hamburguesa es irte a lo seguro. Me dirás que con la buena comida de París es un crimen comer esto, pues yo te digo que con tus niños necesitarás asegurarte que coman y no siempre tendrás el tiempo de buscar un restaurante que te venda un puré o arroz con carne cerca. Aparte si te olvidaste los snacks de tu baby (dígase productos tipo Gerber o galletas de bebé), por las calles no es que abunden los kioscos asi que mejor no lo olvides, lo que si puede que encuentres son puestos para comer panqueques al paso, buenísimos! Y hartos cafés para la hora del lonchecito. Como nosotros fuímos en familia, compramos todo en el supermercado y preparamos todo como mejor nos pareció.

 

3. El Subterráneo y el “Batobus”: Si tu hijo todavía usa coche, te recomiendo que lleves el de bastón porque no todos los metros o subterráneos tienen acceso para discapacitados (ascensor) y puede que te encuentres cargando el coche para algún ingreso con tu niño dormido en el. Eso sí, en el plan del metro se puede observar cuáles son las estaciones que cuentan con ascensor, así que una vez chequeado esto nos olvidamos de las complicaciones. En el caso del Batobus, que es el bote bus del Canal del Sena, sí se permite el ingreso con coche, sólo necesitas ubicarte donde interrumpas menos el paso.

 

4. Alquiler de Auto?: Si vas a realizar un viaje por varios países, un auto está buenísimo. Pero si es sólo para tu estadía en París, no lo recomendaría, el tráfico es fatal, las calles son angostas asi que debes esperar siempre, y si andas con los horarios apretados pues mucha paciencia. Lo que nosotros hicímos fue movilizarnos siempre con el subterráneo o con el bato bus, existen pases por una semana para familias así que preciso. Nuestro auto se quedó en el parqueo casi todo el tiempo.

 

5. La torre Eiffel: Nosotros fuímos a la torre Eiffel con Lukas (2 años) y su coche era uno normal, nada ligerito pero sí todo terreno. Pudo llegar con su coche hasta el segundo mirador, para el tercero sólo permitían coches bastón desarmados, así que nos repartimos y así logramos la visita. A Lukas le encantó el mirador, corría de un lado a otro señalando todo y también esperó nuestra llegada del tercer mirador mientras comía un sanguchito de la cafetería del lugar.

 

6. Palacio de Versalles: Aquí tienes que tener en cuenta que si planeas visitar los jardínes primero, no necesitas entrar por la puerta de ingreso al tour del museo, sino dirigirte directo hacia los jardínes, una vez terminado el paseo por esos bellos jardínes, puedes regresar a la puerta para ingresar al museo y ahí entregar el coche porque no esta permitido hacer el tour con ello.

 

7. Otros destinos importantes: Basílica Sacre Cœur • es hermoso por dentro como por fuera, ubicado en Montmartre un barrio super bohemio, vale la pena ir a la puesta del sol, la vista es increíble. Cuando estuvimos visitando la basílica conocimos a Blondina, una monja muy amable que se nos acercó porque Lukas bailaba con la música que se tocaba en el congreso que se realizaba justo ese fin de semana, me imagino que le gustó verlo tan feliz en la casa de dios y quiso ofrecerse a orar con nosotros, Lukas se quedó muy tranquilo y la siguió hasta el altar, se arrodilló y oramos todos juntos, la verdad que fue un episodio increíble y nos fuímos más que felices con este hermoso recuerdo.

 

8. Disneyland París: Si ya estás por aquí, yo diría que Disney París nunca es mala idea. Si te preguntas desde que edad pueden disfrutar del parque de diversiones (cosa que me pregunte yo misma antes de comprar las entradas), yo diría que desde los 2 años porque es a esta edad que se suben a los juegos mecánicos y disfrutan de ellos. Aunque si tu baby esta por el año y pico y no le tiene miedo a esto, pues también seguro que lo pasa bien. En nuestro caso, Lukas se subió a casi todos los juegos que ofrecían para niños pequeños, corría de un juego a otro y en varias ocasiones repetía el juego. Lo que me gustó fue que cuando los más pequeñitos querían quedarse sentados y repetir el juego, los chicos que trabajaban ahí nos decían que no había problema que podíamos repetir, claro ya después de dos repetidas ya una empieza a preocuparse y acaba sacando al hijo #hijitohaycola. En cuanto a las entradas, les recomendaría que las compren por internet con tiempo, los planes son mucho más económicos y si no tienen preferencia de día de asistencia, les cuento que por ir en día laboral se pueden llegar a ahorrar un 50% del precio final.

 

9. Accesorios para el clima y coche: Dependiendo de la fecha en la que visites París, recomendaría que lleves un protector de lluvia para el coche y unas botitas de lluvia.

 

Con todo esto la haces! jaja  Recuerda ir siempre ligero, nunca sabes si encontrarás el ingreso al metro con ascensor 😉

Aquí les dejo algunas fotos de nuestra estadía en París.

 

collageparis2

 

Happy Blogging!

IMG_1679-1.jpg

pd: Este destino tiene mil cosas por hacer y descubrir así que hemos tomado en cuenta lo básico, si necesitas más info, escríbenos y te ayudamos en lo que podamos 😉

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *