Es momento de jugar, no de leer ni escribir!


Muchos papis quieren que sus hijos aprendan a leer y escribir de forma temprana, es decir, antes de la edad que es recomendada para hacerlo. Es cierto, todos queremos que nuestros hijos sean unos genios y que cuando entren al colegio tengan las mejores calificaciones y de hecho, me incluyo en esto. Pero, ¿Es necesario realmente que sepan leer y escribir antes de tiempo? ¿Esto va a contribuir en mejorar su potencial y sobresalir en los estudios a futuro?

Creo que para conocer y tener estas respuestas, debemos ser conscientes que antes de aprender y desarrollar estas habilidades, se necesitan desarrollar otras previamente. En cuanto a la parte motriz, el niño debe tener control y coordinación motora fina para poder escribir y mover su mano dentro de un diminuto espacio. Es sumamente difícil para un niño pequeño lograr escribir en una hoja A4 o dentro de un renglón.

Hay actividades previas que permiten la adquisición de esta habilidad. Entre ellas, el dominio corporal y el dominio del espacio. En el aprendizaje de los pequeños, todo parte de lo general a lo particular, de lo grande a lo pequeño. Si el niño no domina su espacio, no podemos pretender que va a lograr dominar un pedazo de papel y un lápiz para escribir algo.

Lectura2

Nuestro retoño debe tener bien interiorizados los conceptos de arriba – abajo, derecha – izquierda, controlar la fuerza y la intensidad para dominar la presión que va a ejercer con el lápiz. En cuanto al dominio del lenguaje, el niño debe tener la capacidad de expresar lo que siente, éste debe dominar su idioma. Es decir, debe tener desarrolladas las capacidades de comunicación y comprensión del lenguaje.

Además, nuestros enanos deben ciertamente entender lo que leen, para lograr esto, es necesario que el niño tenga la capacidad de interpretación del significado de las palabras y de las oraciones.
Se dice que la edad de aprendizaje de la lectoescritura es entre los 6 – 7 años. A esa edad, el pequeño se encuentra en la capacidad de tener la concepción de lo abstracto.

Lectura3

Como podemos notar, los niños deben desarrollar varias habilidades y conceptos previos para lograr finalmente escribir y leer. Es decir que entre los 2 y 5 años, los niños deben jugar mucho, aprender a relacionarse con sus pares, conocer bien su esquema corporal, dominar su cuerpo y su espacio. Es un periodo en el que les encanta el juego de roles, el momento en el que imitan a sus cuidadores, en el que vuela plenamente su imaginación y creatividad, en el que se reconocen como personas solitas y por lo tanto luchan por su autonomía.

Díganme entonces, ¿es necesario forzarlos a algo en lo que aún no se encuentran plenamente preparados? ¿Es importante sentarlos y enseñarles las palabras tal y cómo se escriben, en vez de dejarlos explorar su entorno?

Lectura1

Conozco el caso de niños que fueron adelantados a la lectoescritura, a sumar y restar y cuando llego finalmente el momento de aprender, como ya lo sabían, se aburrían en clases y por ende, se portaban mal, con toda la razón del mundo. Y la maestra en vez de entenderlos y trabajar especialmente para satisfacer sus necesidades, los castigaban, desmotivándolos totalmente a seguir aprendiendo. Resultado final: malas calificaciones, rechazo y cero motivaciones.

Hay que entender que todo tiene su etapa, mientras tanto, disfrutemos cada una pacientemente y de acuerdo a la edad de nuestros hijos. Efectivamente, si tuviéramos niños que ya poseen el interés de leer antes de la edad adecuada, le podemos comprar libros que les gusten, motivarlos a leer, pero con total naturalidad, sin forzar nada, sin obligar, es que sea como algo espontáneo, como un juego más.

Happy blogging!

IMG_1681-0.JPG

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *