El primer año de Baby Nina


Hace varios meses que venía haciéndome la idea del cumple para mi princesa, lo quería bello, que refleje su personalidad y planeaba hacer varios DIY. Todo en mi Pinterest iba como tenía que ser, pero algunas cositas cambiaron  de mi tan esperado día (si mío, porque yo la vivo cual hija)…


Primero no tenía el tiempo que quería para hacer los mil DIY que había encontrado, los bebés se acostaban a las 7 (L) y a las 8 (N) y yo recién empezaba mi día sólo para mí, donde entraban las llamadas a la familia, el blog, mis series y algunos antojos. Pero en teoría me podía hacer un poco de espacio. En segundo lugar, la temática cambió. Como vivimos en un depa pequeño, no podíamos hacerlo en casa y el lugar que yo planeaba y que era perfecto para mi temática no tenía espacio para tantos comensales. Había escogido un café vintage, pero al final resultó que reservamos un café más espacioso donde abundaba el color naranja en todas sus tonalidades. Es así que mi idea de plateados, lilas y mi pequeño Pony rainbow dash se fue al hoyo (o para el próximo año). La temática la cambié a un tema floral, que estuviera entre tonalidades cálidas y dorado, y que vaya de manera armoniosa con el lugar donde lo celebraríamos.

No era exactamente lo que deseaba pero me gustaron mucho los arreglos de papel que acabé usando, compré más de 20 pompones, flores y bolas en todos los colores derivados del naranja y fucsia. Según yo, tenía más que suficiente, pero cuando llegó el día medio que se perdieron en la pared, hubiera necesitado el doble, pero aún así salió lindo. La idea que tenía era hacer una pared de flores que estuviera detrás de la mesa de bocaditos. La mesa la planeaba mantener sencilla con algunos toques dorados presentes en las cucharitas, servilletas y cañitas. No puse muchos bocaditos como normalmente se hace en una fiesta infantil porque nosotros ofrecímos café y torta para la tarde (algo muy típico acá) y cerrábamos el evento con una cena para todos.

La torta fue planeada en color rosa, quería una torta con efecto ombré, y nuestros familiares se animaron a regalarnos las tortas, tenían masomenos la idea de lo que deseábamos y nos soprendieron ese mismo día. La verdad que cada una estuvo bella, y riquísimas ambas! Mi lado perfeccionista en esta oportunidad se quedó en casa, veníamos saliendo de una gripe que nos cogió fuerte, sobretodo a mí, así que estos gestos me hicieron el cumple y los agradezco de corazón. También decidí hacer, en la pared que colindaba a la mesa de regalos, el mes a mes de Nina, así todos podían ver cómo fue creciendo. Lo puse en forma de arbolito navideño, por acá a esas alturas era imposible evadir la temática navideña, aparte en cada mesa iban unas hojas plateadas de pino adornadas con estrellas y bolitas navideñas en los colores de la decoración, pero no pude tomar foto.

Y así sin más le celebramos su primer año a la gorda, fue feliz, no se durmió hasta el último y abrió todos sus regalos con Lukas, o mejor dicho, Lukas abrió todos los regalos y la dejó jugar con casi todos.

BABYNINACUMPLE1.4

Peroooo ahí no acaba la cosa, a Nina le hice fotos cada día de su #fiestapatronal, antes de su cumple, para mandar las invitaciones y probar los arreglos, también le hice fotos el día de su cumpleaños, y el día del festejo.

Aquí les muestro las que hicimos antes de su cumple y que seguramente vieron en nuestras redes sociales del blog ?..

BABYNINACUMPLE1

El día de su cumpleaños creo que fue lo mejor para mi pequeña, la puse linda desde que abrió los ojos, le había buscado un vestido que fuera cómodo (el mismo vestido que le lleve a su fiesta de cumpleaños por si se sentía calor con su chompa) y la deje moverse sin problema, sus moccs de Minimox que nos enviaron de regalo y que nos fascinaron!, unas panties y ya estaba Ya! Ese día Nina jugó en el cuarto de Lukas, hizo siesta con su papá ahí mismo, vale decir que tiene fascinación por el cuarto de Lukas, y esperó a su hermano para hacer picnic y comer torta con las manos antes de almuerzo. Tanto Lukas como Nina la pasaron genial, comieron, jugaron, y hasta posaron para mi cámara (me refiero a Lukas que suele correrse). A la tarde lo celebramos nuevamente con los abuelos y Nina volvió a comer torta, estaba feliz!

BABYNINACUMPLE1.3

Y hablando de la torta, tiene su historia, como mis intentos por hacer tortas han fallado últimamente, llamamos a la pastelería y ordenamos una torta sencilla de vainilla y crema de frambuesas, con cobertura rosada, pero les pedimos que sea pequeña PERO alta, cuando les dijimos alta, les dijimos el doble de una torta normal, y con eso pensábamos de lo que normalmente tiene de alto un kekito… Y claro ellos entendieron doble del alto de una tortaza, lo que termino en una torre de pisa de color rosado, rica, alta y rosada, pero igual nos gustó y nos causó mucha gracia cuando la recogimos.

BABYNINACUMPLE1.2

Su primer año y sus celebraciones nos encantaron, por mí celebrarle todos los años a lo grande, pero creo que también hacerlo pequeño tiene muchas veces más encanto. Como les mencioné párrafos arriba, la celebración en casa y entre nosotros fue la que más disfruto la gordita, igual y el día del festejo la pasó genial pero había tanto ocurriendo al mismo tiempo que para un bebé a veces es agotador, ese día durmió toda la noche, cosa que normalmente no pasa jajaja

Happy Blogging!

IMG_1679-1.jpg

*Todas las fotos del presente post le pertenecen al blog Mambru, no usarlas sin nuestro consentimiento.

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *