Dejando el Pre – Nido : una decisión difícil 4


Hace unos meses, exactamente siete, Lukas empezó el pre-nido con mucha ilusión, las semanas de adaptación y el método de tener a mamá siempre cerca las primeras semanas nos motivaron a ambos de que esta era una muy buena idea para él. Si bien le costó integrarse, su contacto con niños de su edad era casi nulo. De a pocos empezó a familiarizarse con el ambiente, asistió los primeros dos meses con una sonrisa en el rostro y yo me sentía, después de varios meses, más independiente. Por fin logré armarme una rutina definida, mi vida social empezaba a aparecer, Nina y yo teníamos más tiempo para nosotras a solas. Todo estaba bien en ese inicio…

 

Luego llegó la ola de resfríos, se contagió de algunos viruses en el pre nido y finalmente empezaron las faltas. Lukas llegó a estar ausente entre 2 o 3 semanas después de una semana completa de asistencia y así repetidamente. Y cada regreso era más difícil, las sonrisas se desdibujaron y aparecieron llantos y pataletas. Al inicio lo asocié a que estaba costándole integrarse nuevamente, hasta que empecé a notar que la pataleta acababa en la puerta del nido. Una vez adentro el estaba tranquilo y lo recogía siempre contento. Eso sí, su respuesta cambió: Lukas te gustó hoy el nido? No! Horrible!

 

Hasta ahí pensaba que bueno todo esto de la pataleta a la mañana era una fase, pero fue empeorando y la verdad que me empecé a cuestionar a mi misma si era realmente una buena decisión continuar. La culpabilidad y el miedo de hacer las cosas mal estaban conmigo en todo momento. Pero no me quería rendir, seguí probando diferente “motivos” que podrían estar fastidiando la ida al pre nido pero nada, todo peor, Lukas siguió con resfríos y contagios y yo llegué a mi límite. Cada mañana era taller de lucha libre para cambiarlo, estaba agotada.

 

Ya otro día conversando con él le preguntaba si algo en el nido le pasaba y me decía que no, pero que él quería estar en casa con nosotras (Nina y yo) ó que Nina vaya con él al nido. Todo empezó a tomar forma en mi cabeza y en ese momento supe que no deseaba que vaya más al pre nido. No quería que él se sienta rechazado, ya había hecho lazos con su hermana, jugaban juntos sin mucho drama de por medio. Y finalmente le prometí que no iría más, adiós ” 4 horas de Libertad” pero la felicidad de mi hijo es más importante.

 

Reflexionando sobre el tema del pre nido, yo no lo condeno, por el contrario, le agradezco como en este poco tiempo las habilidades sociales de mi hijo cambiaron, él aprendió a diferenciar el trato hacia un bebé y un niño, aprendió a ser más independiente y muchas muchas más cosas! Nosotros dejamos el pre nido, porque no es el momento adecuado, aún tenemos tiempo. Acá en Alemania pueden ingresar al nido a los 3 ó 4 años, así que no hay apuro.

 

Veamos que nuevas aventuras se vienen!

 

Happy blogging!

img_7053.jpg

 

Comentarios

Comentarios


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Dejando el Pre – Nido : una decisión difícil

  • Natalia

    Hay varias cosas. Primero indicar la edad del niño. Que les cueste al principioes normal… que se enfermen y se les complique, tambien… que diga cosas q no son ciertas o se deje llevar por tu temor o miedo, tambien… no se puede ser tan irresponsable de publicar algo asi.
    Si ya decidiste empezar una rutina, debiste completar el ciclo,,, sino luego empiezas arte,, llora y lo deja… karate, llora y lo deja, ballet, llora y lo deja … y asi se le va dejando el mensaje.
    No juega con otros niños? Si tiene dos o menos, totalmente normal. Estan en plena edad del yo, aprebdiendo a comunicarse,,, que socializacion le pides?? Recien juegan con otros generalmente a partur de los tres!
    Es normal que si te siente angustiad o insegurA, asimile eso y diga q no le gusta. Tal vez no escogiste bien o tu no estabas lista… tienes otra hija al parecer menor, debe ser complicado alistarlo y llevarlo … y recogerlo.
    En otros paises la edad reglamentaria es mas alta (en peru es 3) pero si los padres deciden que empiecen antes, hay alternativas,, no es que este prohibido.
    Pero todo esto parte de que los padres tomen una decision y la mantengan… hay excelentes alternativas para padres que deseen iniciar a sus hijos a temprana edad en ambientes compartidos.

    • Mamá Mambru Autor

      Hola Natalia, mi hijo tiene a actualmente 3 años. Y este post es de cuando el tenía dos y medio. Yo también tengo la filosofía de que lo que se empieza se termina, pero en cosas que realmente merecen de disciplina para un niño de 3 años. Ir al nido acá en Alemania no es una obligación hasta los 5 años. Y así como Yo si estaba lista para que él fuera, él no estaba listo a sus 2 y medio para ir al nido. He ido siempre a ver, a sentarme y observar, no ha sido una decisión apresurada. y sé que fue una buena decisión. Sin embargo considero que a partir de los 3 y medio es una buena edad para probar nuevamente. Una hace lo que es mejor para su hijo, y si a mi hij@ no le gusta el ballet, pues le diré que haga danza moderna. No soy irresponsable, simplemente no pensamos igual. Saludos

  • Fiorella

    Hola! Yo tuve una experiencia similar aquí en Lima. Por presión social metí a mi hijo al nido al año y medio y fue la peor decisión. Su proceso de adaptación fue casi traumático, los contagios eran pan de cada día, a tal grado que en el séptimo u octavo episodio después de visitas a emergencia y una serie de antibióticos, la pediatra nos pidió que lo retiráramos, porque había perdido mucho peso por todas las enfermedades. Su comportamiento también cambio y como cuentas tú las rabietas estaban a la orden del día. Ahora que lo pienso creo que era su forma de protestar y por toda la frustración que llevaba dentro. Una vez que lo retiramos volvió a ser el niño de siempre. Creo que cada una debe poner a sus hijos en el nido en el momento que considere mejor pero siempre hay que tener en cuenta el desarrollo del niño, porque habrán niños que les va genial y habrán otros, como los nuestros que les irá fatal y que habrá que esperar un tiempo más. Nosotros decidimos esperar medio año más para su regreso, lo cambiamos de nido a uno que sea más acorde a él y a nuestras expectativas y gracias a dios le ha ido genial. Ahora va contento todos los días.

    • Mamá Mambru Autor

      Hola Fiorella! Si cada niño va a su tiempo. acá la asesoría fue similar, hay cosas que son naturales y se dan bien, pero todo debe ser de la mejor manera pra ellos. Que bien que se adaptó después de 6 meses. Nosotros también probaremos nuevamente. Besos