#aventurosos en USA con niños: Tips cuando viajas por avión con más de un niño


Después de casi dos años sin visitar mi Lima querida me urgía por regresar, estar con mi familia, amigos y comer rico. Con todo lo de mi matri se había hecho difícil viajar el año pasado y este año el plan era ir por mi cumpleaños, quería que mi hermana esté también y para eso debíamos hacer coincidir los viajes, y no lo logramos, luego en casa vimos que Chris tampoco me podría acompañar, ya la cosa se íba poniendo gris, viajar 16/17 horas sola con los bebés? Me entraba lentamente el pánico, hasta que mi hermana propuso juntarnos todos en su casa en EEUU, no me pareció mala idea, y lentamente fuí haciendo mis papeles y esperando que el resto de mi familia compre pasajes y todo se convierta en una realidad, igual y 8 horas de viaje seguían haciéndome considerar si viajaba o no, sola con los bebés, pero faltando dos semanas para el viaje lo decidimos, necesitaba a mi familia, moría por estar todos juntos nuevamente y seguramente los chicos también estarían encantados y correrían de mis brazos a sus brazos a penas los verían en el aeropuerto, yes! Vacaciones!! Me dije a mi misma, vuelos comprados, Nina en las piernas (vuelo con niño en el regazo, aplica sólo para menores de 2 años), Lukas en su asiento, todo estaba planeado.

 

Aquí empezó nuestra aventura, una aventura que me dejó muchos bellos recuerdos, varias horas de estrés, buen shopping, un vuelo perdido, unos kilos menos, unas perdidas en auto, alegría de estar en familia de nuevo, y muchas cosas lindas! Pero como imaginarás no me alcanza un post para contarlo todo, así que vayamos por partes, primero el vuelo en avión y cómo lo logré.. la verdad que le venía temiendo mucho a este vuelo, mis miedos eran que los chicos se me escaparan, que Nina no se encuentre cómoda sobre mí y que llore, que no podría ir al baño, que Lukas no duerma y el avión completo me mire con ojitos malignos. Nada de esto pasó, en parte por suerte, y por otro lado porque me organicé bien, aquí te cuento todo!

 

Qué llevé en la maleta de mano?

 

Había planeado a detalle que llevaría en la maleta de mano, sólo quería una mochila para tener las manos libres y correr atrás de mis dos locos, a ellos les compré dos mini mochilas con correa para cuando tengamos que pasar los controles de seguridad y se quieran escapar de mi vista, todo fríamente calculado. Normalmente no me considero la persona más ordenada, y suelo olvidarme siempre de algo, pero esta vez he de admitir que estaba todo muy bien ordenado, los pasaportes y pasajes en un estuche familiar, todo en un sólo lugar y bien seguro, el tamaño perfecto para que entre en la mochila también, el resto de espacio era para los chicos: unas dos mudas extras por niño por si se mojan, dos biberones y dos vasitos, cañitas por si quieren tomar directamente de la botella y no tengo como lavar los biberones, desinfectante, una bolsa por si no tengo tiempo de meter todo en la mochila como estaba antes, buen abastecimiento de pañales, el ipad, snacks, wipes y un par de juguetes nuevos chiquitines. De todo lo que llevé, usé exactamente todo.

Processed with MOLDIV

Algunos datos importantes son:

 

Asientos:

Recomiendo sentarse en los asientos que le siguen a los baños, en estos podrán tener espacio para que los chicos puedan estar de pie mientras las señales de cinturón están apagadas. Estos son  precisamente los asientos que se le otorgan a las mamás que viajan con bebés pequeños que necesitan de la cunita en el avión.

 

En mi caso yo viajé en el vuelo de ída (por suerte) con ambos niños en asiento, sólo para el despegue y aterrizaje tuve que llevar a Nina (17 meses) en brazos. Si el presupuesto lo permite recomiendo que paguen el asiento extra, al regreso si me tocó llevarlos en asientos al lado lateral del avión, donde no tuvimos mucho espacio y Nina sí viajó siempre en brazos. La verdad que no la pasó mal, ni lloró por estar incómoda, la única incómoda fui yo, poco más saco mis piernas por el pasillo para lograr estirarme #pocofalto.

 

Comida:

United Airlines, no tiene comida de bebé (por lo menos en mis vuelos ninguno tuvo), te dan cajitas de leche, los snacks que te dan no son siempre los adecuados para niños (maní por ejemplo) así que mejor llevas los tuyos.

 

Cambiador:

No olvides de llevar un cambiador de pañales si tus niños están acostumbrados a quedarse echaditos mientras los cambias, a los míos los cambio de pie, me resulta más práctico y lo puedo hacer prácticamente en cualquier lado.

 

Servicios para madres:

Si bien las aeromozas son algunas amigables con las mamás con niños, en vuelos tan llenos no se dan abasto para hacer un servicio uno a uno con nosotras la mamás que queremos calentar, pedir agua hervida o cosas de este estilo, yo recomiendo llevar todo una misma para no tener que depender de la disponibilidad de ellas.

 

Ir al baño, posible? 

Sí, en mis vuelos siempre fuí con ambos al baño, a uno lo subía al cambiador de pie y el otro se quedaba en el piso, cuando se trataba de cambio de pañal para alguno de ellos o ambos. Cuando yo necesitaba ir, simplemente a mi lado y luego lavada de manos o aplicaba desinfectante para manos.

 

Coche? 

En todos los vuelos en los que he viajado con alguno o ambos bebés siempre he llevado un coche conmigo, por lo general suelen entregármelos a la salida de la puerta del avión, un poco desmoronados, pero ahí en una pieza, esta vez por ser un coche doble y mas pesado, regresó completo pero se rompió un conector del tapasol. Por lo que les recomendaría que las partes que no usarán de su coche y que pueden desmontar, las saquen por el bien de su estado.

 

En el próximo post les contaré de Florida y nuestras aventuras bajo la lluvia, el sol más caliente de todos y las bellas playas.

 

Happy Blogging!

 

img_7053.jpg

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *