Albumes viejos…Buenos Recuerdos


Cuando era chico, una de mis excursiones habituales para palear el aburrimiento era buscar los álbumes de fotos de mis papas y ojearlos, no se por que de chico me llamaba tanto las fotos, pero recuerdo que disfrutaba verlas, disparaban mi imaginación a mil. Mis mama, que era, es y será la organizadora de la casa, tenia cuatro álbumes: matrimonio, uno por cada hijo (oseaaa 3!), pero esa no eran todas las fotos para nada! mi papa en su escritorio de madera imponente asi de los que ya no hacen (dios que viejo se sintió decir eso), ahora todos son de melamine delgadita sin gracia! Bueno en la cajonera de la derecha, en el tercer cajón habia un tesoro: todas las demás fotos que mi madre no llego a clasificar ni a poner en un álbum. Aquí empezaba lo que me gustaba y era tirar todas las fotos al piso y organizarlas ya que por el paso del tiempo todas estaban desordenadas, algunas en su sobre en donde venían del estudio donde las revelaban (otro golpe para mi edad) y otras sueltas, la colección se veía completada por el video de matrimonio de mis papas en Super 8 y diapositivas, si!!! Antes se mandaban hacer diapositivas de las fotos para poder mostrarlas a las demás personas por ejemplo en una reunión familiar.

Mi imaginación se veía un poco desorientada de tanto estimulo, ósea estaba extasiado cada vez que organizaba las fotos, era una suerte de historias en mi cabeza, esas historias que las fotos contaban de tiempos que ni siquiera había nacido las trataba de imaginar, de poner color a las que eran blanco y negro (ni en planes, o como lo llamo yo “una buena intención”). Esas fotos siempre me mostraron que mis papás tuvieron una vida antes de que naciéramos nosotros, y era una vida feliz (de todas se metían sus mechas épicas #ynovaser), me mostraron también que hicieron cosas muy parecidas a las que yo hice cuando tenia su edad. La transcendencia de esas fotos fue como una máquina del tiempo en mi cabeza y lo sigue siendo y sacando un cliché del armario, podría decir que siempre debemos entender de donde venimos para ver que somos el día de hoy, Se sorprenderán que parecidos somos a nuestros papas. #minime

Bonus track: En otro cajón de ese mismo escritorio (de los que ya no se hacen) se encontraba el anuario de colegio de mi papa, OMG un anuario genial muy muy estilo americano. Cada alumno con su foto, sus datos y el sueño que tienen en mente al salir del colegio, las fotos del baile de promoción, las fotos del ingreso, las fotos a través de los años muy bien documentadas y diagramadas, se ponen a pensar como era esa chamba antes de las computadoras, todo se hacía a mano y yo fuí testigo de eso con un tío que tenia una imprenta de las antiguas, aqui tenían moldes por cada letra y con eso diagramaban en el tamaño de hoja a imprimir (que era un cajoncito de madera) para después meterlo a la maquina y comenzar a imprimir, ahora solo son un par de click y listo, es más hasta la explicación de la imprenta es mas larga que un par de click! jajajaa (que viejo este broderrrr).

Bueno con este post solo quería proponerles que impriman sus fotos, que les muestren a sus hijos de donde vienen, que hacían antes, procuren darles el material para que imaginen y las fotos son un medio fantástico para hacerlo, y más ahora que las puedes imprimirlas en tu casa, en mi caso mis papas me lapeaban si ponía los dedazos encima de la foto (papel fotográfico) ya que si lo hacía dejaba huella y la foto ya no era igual….Otros tiempos, otras preocupaciones.

Recuerden que no solo es que ustedes conozcan a sus hijos, deben dejar que sus hijos los conozcan, eso es paja, a mi me paso y sobreviví, y tengo dos mejores amigos y los llamo papás. #quefeeelingaburres.

Happy Blogging!

Firma Tavo

Comentarios

Comentarios

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *